TREINTA AÑOS «BATMAN RETURNS»

El suceso que fue la película de Batman, de 1989 despertó el potencial para una franquicia. Pasaron tres años hasta que llegó Batman Regresa, de 1992. Tim Burton se consolidó como cineasta de alto rango gracias a la exposición lograda por el filme del superhéroe.

Esto es más evidente en la secuela, estrenada el 19 de junio de 1992, donde se pueden apreciar todos los elementos característicos de Burton, acompañados por la dramática banda sonora de Danny Elfman, quien creó temas sorprendentes y que quedaron como marca del héroe de Gotham.

La temporada navideña, los rostros pálidos, la sensación de estar presenciando un relato al estilo del Cuento de Navidad de Dickens, la nieve, la oscuridad de ambiente lúgubre, así como un alto nivel de sarcasmo, son algunos de los sellos que se pueden ver en otros de sus trabajos.

Para la secuela se eligió a un villano que encajaba perfecto en ese medio ambiente y que tenía un firme pasado como un enemigo temático y en muchas ocasiones infantil (como el mismo Batman o su galería de criminales), El pingüino.

Un enemigo mas que se integró a la segunda parte fue encarnado por Michelle Pfeiffer, quien mostró su belleza y su gran técnica histriónica en su versión de Catwoman, sensual y salvaje tal como lo ameritaba la ocasión; su Catwoman, o Selina Kyle, es de actitud retadora y con un sentido del humor apenas perceptible.

El trabajo físico y mental realizado por Pfeiffer es de reconocer. Basta ver la famosa secuencia realizada con el látigo en la tienda departamental, filmada de una toma.

Batman Returns cumple 30 años de su estreno, el 19 de junio de 1992. Su calidad se mantiene intacta.

.